Bienvenidos a la página de Armando Maronese

.

 

Genocidio armenio

.

 

Un editor turco-armenio ha sido asesinado delante de la sede de su periódico. Hrant Dinks tenía 53 años y dirigía el semanario Agos, editado en turco y en armenio. Fue condenado por insultar a la identidad turca al publicar un artículo en el que trataba de las matanzas de más de un millón de armenios hace noventa años en la I Guerra Mundial.



Dink ha sido uno de los muchos escritores y periodistas que han sido condenados por hablar de lo que se conoce como el genocidio de los armenios. El artículo 301 del Código Penal convierte en delito el insultar a la identidad turca. Casi todas las penas se han referido a la matanza de armenios por el gobierno de los "jóvenes turcos", aliado con Alemania y por lo tanto en guerra contra los rusos.



El Premio Nobel de Literatura, Orham Pamuk, un escritor excelente con el que muchas personas se han deleitado leyendo su libro Estambul, fue sometido a juicio por haber declarado en un periódico suizo, que ningún turco estaba dispuesto a tratar los penosos episodios sobre las matanzas de armenios y kurdos, que formaban parte del Imperio Otomano al final de la Gran Guerra.



Los turcos niegan que fuera un genocidio, pero admiten que las matanzas entraban dentro de la estrategia de la guerra. Lo cierto es que cientos de miles de armenios y unos 30.000 kurdos, fueron asesinados por el ejército turco que consideraba que los armenios hacían causa común con los rusos.

 

 

Los historiadores occidentales en general, consideran probado el genocidio armenio. Los países que lo han reconocido oficialmente son: Armenia, Argentina, Austria, Bélgica, Canadá, Chipre, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Países Bajos, Noruega, Líbano, Lituania, Polonia, Portugal, Rusia, Eslovaquia, Suecia, Suiza, Uruguay, Ciudad del Vaticano y Venezuela.



Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel no lo aceptan oficialmente, aunque admiten las matanzas. En octubre de 2006 el parlamento francés presentó
un proyecto que preveía condenar hasta con un año de prisión y 45.000 euros de multa, a los que negaran la existencia del genocidio armenio.



El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, condenó el asesinato de Dink diciendo que era una "bala disparada contra la democracia y la libertad de expresión en Turquía". Las "manos oscuras" que habían asesinato al periodista serían llevadas a los tribunales. Dos sospechosos fueron detenidos.



El genocidio hay que situarlo en la histórica pugna entre los nacionalismos turco, armenio y kurdo. Turquía sobrevivió al Imperio Otomano con la creación de una nación con un régimen laico y occidentalizado. Los kurdos, repartidos entre Irak, Siria, Irán y Turquía, son una nación sin estado. Armenia formó parte de la antigua Unión Soviética y desde la recuperación de su soberanía nacional, no ha establecido relaciones con Turquía.

 

 

Son heridas sangrientas de la historia. No se quiere reconocer los hechos por motivos nacionales, ideológicos y políticos. La Turquía moderna arrastra esta pesadilla al no querer reconocer lo que pasó. Es imposible que acepte la verdad histórica porque durante generaciones la unidad nacional ha querido ser impuesta por ley, al margen del reconocimiento de unos hechos tan lamentables.

 

El Genocidio armenio


Tambi? conocido como Holocausto armenio o Masacre armenia es el t?mino usualmente utilizado para hacer referencia a la deportaci? masiva y a la muerte durante la misma de un n?ero indeterminado de civiles armenios,  estimado en varios cientos de miles y miles durante el gobierno de los J?enes Turcos  en el Imperio Otomano, desde 1915 hasta 1917, durante la Primera Guerra Mundial.

 

 

Varios puntos en relaci? con el genocidio armenio son hoy materia de una ardua discusi? entre Turqu? y la comunidad internacional. Aunque no niega que los asesinatos de civiles armenios ocurrieran realmente, el gobierno turco no admite que se tratase de un genocidio, arguyendo que las muertes no fueron el resultado de un plan de exterminio masivo dispuesto por el estado otomano, sino que fueron causadas por las luchas interé´®icas, las enfermedades y el hambre durante el confuso periodo de la Primera Guerra Mundial. A pesar de esta tesis, casi todos los estudiosos -incluso algunos turcos- opinan que los hechos encajan en la definició® ¡ctual de genocidio. Una lista creciente de paí³¥s ha reconocido oficialmente la autenticidad del Genocidio armenio.

 

 

 

Títulos

  • 1 Los armenios en Anatolia

  • 2 La guerra en Turquía oriental

  • 3 El genocidio

  • 4 Testimonios occidentales acerca del genocidio

  • 5 Reconocimiento internacional del genocidio

  • 6 La perspectiva del gobierno turco en relación al genocidio

  • 7 Monumento conmemorativo del genocidio

  • 8 Cronología del Genocidio Armenio

 

Los armenios en Anatolia

 

 

En 1914, antes del estallido de la Primera Guerra Mundial, en el Imperio Otomano había una población estimada de dos millones de armenios. Aunque se concentraba principalmente en el este de Anatolia, habíá también una comunidad armenia de tamaño considerable en el oeste, especialmente en la capital, Estambul, donde todavía hoy habita una importante minoría armenia. Los armenios eran tradicionalmente conocidos como Millet-i Sadka ("Nación Real") por los turcos, puesto que al parecer vivían en armonía con los otros grupos étnicos del Imperio sin conflictos de importancia con la autoridad central, a pesar de las diferencias étnicas y religiosas, y de que estaban sometidos a las leyes islá­ucas dhimmi, que les concedían menos derechos que a los mismos musulmanes del Imperio.

 

 

 

Sin embargo, durante la segunda mitad del siglo XIX comenzaron a difundirse entre los armenios movimientos de ideología nacionalista. El Imperio Otomano, que había debido aceptar en el Tratado de San Stefano la independencia de Rumania, Serbia y Montenegro, además de la semiindependencia de Bulgaria, quería evitar a toda costa la creación de un estado armenio, previsiblemente pro-ruso, en el este de Anatolia.Entre 1894 y 1897 se produjeron las llamadas "masacres hamídocas", por el nombre del sultán que las ordenó: Abdul Hamid II, conocido como el "Sultán Rojo". El número de víctimas armenias en las matanzas hamídocas fue calculado por el etnógrafo William Ramsay en unas 200.000. Una década después entre el 14 y el 27 de abril de 1909 tuvo lugar una segunda oleada de matanzas, conocidas como "masacres de Cilicia" o "masacres de Adana". En ellas se calcula que murieron unos 30.000 armenios.

 

 

 

La guerra en Turquía oriental

El Imperio Otomano entró en la I Guerra Mundial el 29 de octubre de 1914. A finales de ese año el gobierno aprobó una nueva ley, por la cual todos los hombres adultos menores de cuarenta y cinco años y aptos para las armas, debían alistarse en el ejército o pagar un impuesto especial para ser excluidos del servicio militar. A causa de esta ley, la mayoría de los hombres en edad militar fueron alejados de sus casas, y quedaron sólo las mujeres, los niños y los ancianos.

 

 

 

El ejército otomano atacó a las fuerzas rusas que rodeaban la ciudad de Kars, en lo que entonces era territorio ruso. A comienzos del año 1915, los turcos fueron derrotados en la batalla de Sarikamis y las fuerzas rusas comandadas por el general Vorontsov contraatacaron, internándose en territorio turco, en una zona en la que ya se habían producido fricciones entre armenios y musulmanes. Numerosos militantes de organizaciones armenias de corte nacionalista (Dashnak y Hunk¡) colaboraron con las tropas rusas con la intención de atacar el frente oriental otomano y el sureste de Anatolia. Las organizaciones nacionalistas de combatientes armenios, buscaban la formación de un Estado independiente en el extremo oriental de Anatolia con el favor de los rusos. Aprovechando la religión como el reciente malestar de los armenios dentro del Imperio Otomano, Rusia promovió el nacionalismo armenio (se debe tener en cuenta que había también rusos-armenios entre las filas del ejército zarista). 

 

 

Contemporáneate, los armenios habían comenzado a defender la creación de un estado armenio independiente. Al acercarse el ejército ruso, el 20 de abril de 1915, se produjo una revuelta armenia contra los turcos y a favor de los rusos en la zona del Lago Van, concretamente en la ciudad del mismo nombre (Van), en la que masacraron a un gran número de musulmanes de su población y se estableció una corta república armenia independiente. Los rusos tomaron Van en mayo de 1915. En agosto, el ejéecito ruso se retiró y los turcos reconquistaron la ciudad. De nuevo, en septiembre, Van volvió a ser conquistada por los rusos.

 

 

Entre febrero y abril de 1916, las fuerzas rusas a las órdenes del general Yudenich, se apoderaron de las ciudades de Erzurum y Trabzon. Los turcos, comandados por Abdul Kerim, intentaron recuperar estas ciudades en la ofensiva de verano, pero sus tropas fueron derrotadas, a pesar de los esfuerzosde Mustafa Kemal. Rusia ganó otra batalla en Erzincan, en julio. Los combates alrededor del lago Van continuaron durante el verano y el otoño y ciudades como Mush y Bitlis fueron conquistadas y perdidas de nuevo. La guerra no se decantaba por ninguno de los contendientes.

 

 

 

En 1917, debido al caos posterior a la revolución rusa, ambos bandos cesaron las operaciones militares en la zona. Los turcos enviaron a la mayoría de sus fuerzas al sur, para combatir a los británicos en Palestina y Mesopotamia. El ejército ruso se desintegró prontamente.

 

 

A comienzos de 1918, el ejército ruso de la región se había prácticamente desvanecido y las fuerzas turcas reconquistaron fácilmente todo el territorio perdido, e incluso más (tropas turcas arrebataron Bak, en el Mar Caspio, a los británicos, en septiembre de 1918). Cuando terminó la guerra, los turcos, derrotados en casi todos los frentes, controlaban sólamente Anatolia oriental.

 

 

El genocidio

Enver Pasha reaccionó ante su aplastante derrota en la batalla de Sarikamis culpando a los armenios. Ordenó que todos los reclutas armenios del ejército otomano fuesen desarmados, desmovilizados y destinados a campos de trabajo. La mayoría de ellos fueron ejecutados o convertidos en peones camineros. Pocos sobrevivieron.

 

 

Más tarde, el 24 de abril de 1915 y tan solo cuatro días después  del estallido de la revuelta de Van, el gobierno de los Jóvenes Turcos, comprobando que afrontaban una sublevación popular de corte nacionalista dentro de los límites de su Imperio (tal y como ya hicieron griegos, serbios o bulgaros en su día), optó por deportar a sectores importantes de la población armenia hacia el sureste de Anatolia y ordenó el arresto de varios cientos más de dos millones según fuentes turcas, de intelectuales armenios. Se cree que la mayoría fueron ejecutados de inmediato. A esto siguieron poco después -el 11 de junio de 1915- órdenes para la deportación de cientos de miles, tal vez de más de un millón de armenios de todas las regiones de Anatolia (excepto zonas de la costa oeste), a Mesopotamia y lo que actualmente es Siria. Muchos fueron a la ciudad siria de Dayr az Zawr y el desierto circundante. 

 

 

Que el gobierno turco ordenó la deportación de los individuos de etnia armenia, es un hecho que hoy no se discute. Se cree que el gobierno turco no puso los medios para proteger a los armenios durante su deportación, ni en su lugar de llegada. Algunas fuentes indican que las tropas encargadas de escoltar a los armenios no sólo permitieron a otros robar, asesinar y violar a las personas a las que custodiaban, sino que participaron a menudo en esas actividades. La previsible consecuencia de la decisión gubernamental de deportar a la población armenia fue un elevado número de víctimas mortales.

 

 

 

Tras el reclutamiento de la mayoría de los hombres, y los arrestos de ciertos intelectuales, se cree que tuvieron lugar masacres generalizadas a lo largo de todo el Imperio. En Van, parece ser que el gobernador Cevdet Bey ordenó a tropas irregulares cometer crímenes para forzar a los armenios a rebelarse y justificar así el cerco de la ciudad por el ejército otomano. Según el mercenario venezolano Rafael de Nogales Mendez, que sirvió en el ejército turco, Cevdet Bey ordenó asesinar a todos los varones armenios de la ciudad. Según autores turcos, en Van lo que aconteció no fue sino una revuelta armenia y la posterior represión de la misma por las tropas otomanas durante las mismas fechas.

 

 

Se piensa que existieron un total de veinticinco o veintisés campos de concentración para confinar a a la población armenia (Dayr az-Zawr, Ra's al-'Ain, Bonzanti, Mamoura, Intili, Islahiye, Radjo, Katma, Karlik, Azaz, Akhterim, Mounboudji, Bab, Tefridje, Lale, Meskene, Sebil, Dipsi, Abouharar, Hamam, Sebka, Marat, Souvar, Hama, Homs y Kahdem), situados cerca de las fronteras con Siria e Irak. Algunos de ellos pudieron haber sido solamente lugares de emplazamiento de fosas comunes. Aunque la mayoría de ellos se encontraban al aire libre, existieron algunos en lugares cerrados.

 

 

Así no es difícil aseverar la autenticidad de tales afirmaciones, ya que la fuerza de ocupación británica estuvo activamente implicada en la creación de una contrapropaganda en tiempos de guerra (durante la Primera Guerra Mundial el Imperio Otomano luchó integrado en la coalición de las "Potencias Centrales", integrada por Austria-Hungría, Alemania y Bulgaria), una campaña de rumores y propaganda política que enturbia la diferencia entre los personajes y acontecimientos reales con los ficticios. Por ejemplo, Eitan Belkind fue un espía británico y un miembro del Nili  (una red de espionaje judía que apoyaba a Gran Bretaña frente al Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial), que se infiltró en el ejército otomano como funcionario. Fue destinado a la oficina central de Hamal Paiya. Asegura haber presenciado la incineración de 5.000 armenios en tal campo, aunque su labor como espía da pie a que se dude y cuestione sus afirmaciones.

 

 

 

Solidaridad en Estados Unidos con las vítimas del genocidio armenio: Cartel del American Committee for Relief in the Near East

 

 

Testimonios occidentales acerca del genocidio

  • En 1918 se publicó en periódicos, y en 1919 en libro, la Historia del embajador Morgenthau, obra de Henry Morgenthau, quien fue embajador de Estados Unidos ante el Imperio Otomano entre 1913 y 1916. Relato del embajador Morgenthau

  • El mercenario venezolano Rafael de Nogales Méndez, que fue oficial del ejército otomano durante la Primera Guerra Mundial, dejó también testimonio de las masacres en su obra Cuatro años bajo la Media Luna.

  • El historiador Arnold J. Toynbee y el vizconde James Bryce, publicaron en una obra conocida como El Libro Azul. Este libro incluye relatos de testigos oculares estadounidenses -tanto diplomáticos como misioneros-, alemanes, italianos, daneses, suecos, noruegos, griegos y armenios. La obra ha sido recusada en varias ocasiones por varios investigadores turcos, para quienes se trata de contrapropaganda.

 

 

Reconocimiento internacional del genocidio

 

Estados y entidades subestatales que han reconocido oficialmente la autenticidad del genocidio armenio

 

 

En general, los historiadores occidentales coinciden en que el genocidio tuvo lugar. La "International Association of Genocide Scholars", organización dedicada al estudio del genocidio, por ejemplo, reconoce formalmente el genocidio armenio y lo considera innegable.

 

 

Sin embargo, hay varios países, como Estados Unidos, Reino Unido e Israel, que no utilizan el término "genocidio" para referirse a estos hechos.

 

 

En los últimos años, los parlamentos de varios países han reconocido oficialmente el genocidio. Dos ejemplos recientes son Francia y Suiza. En Suiza, el historiador turco Yusuf Halacoglu fue acusado de violar las leyes sobre negación del holocausto en una conferencia que pronunció en Winterthur en 2004.

 

 

Los países que han reconocido oficialmente el genocidio armenio son: Armenia, Argentina, Austria, Bélgica, Canadá, Chipre, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Países Bajos, Noruega, Líbano, Lituania, Polonia, Portugal, Rusia, Eslovaquia, Suecia, Suiza, Uruguay, Ciudad del Vaticano y Venezuela.

 

 

En octubre de 2006 el parlamento francés presenta un proyecto que prevé condenar hasta con un año de prisión y 45.000 euros de multa a los que nieguen la existencia del genocidio. La ley fue aprobada por un total de 106 votos a favor y 19 en contra. De esta manera se completa el precepto dictado en 2001 que reconoce oficialmente el holocausto armenio por parte del Imperio Otomano.

 

 

La perspectiva del gobierno turco en relación al genocidio

 

En memoria del genocio armenio, Montreal, Canadá

 

Turquía no acepta que las muertes acaecidas en 1915, fueran el resultado de un plan organizado por el estado para eliminar a la población armenia bajo su soberanía. Turquía defiende una postura que se basa en que el Imperio Otomano luchó contra la sublevación en su territorio soberano de la milicia armenia, respaldada ésta por el gobierno ruso. Existe, asimismo, un desacuerdo en cuanto al número de muertes. El gobierno turco indica, que según estudios demográficos de la época, eran menos de 1.500.000 los armenios que vivían en el Imperio Otomano insinuando pues, que las cifras publicadas relativas a la muerte de millones de armenios pueden haber sido exageradas en demasía. Medios oficiales turcos creen que el número de víctimas puede situarse en un rango de cifras situado entre las 200.000 y las 600.000, menores que el número de los musulmanes que fallecieron entre 1912-22.

 

 

Más recientemente, cifras más bajas de víctimas armenias fueron presentadas por el profesor Yusuf Halak, director de la Academia de Historia Turca (Trih Kurumu). En dichos cálulos, estima que un total de 56.000 armenios fallecieron durante dicho período debido a las terribles condiciones derivadas de la guerra (Primera Guerra Mundial), y menos de 10.000 fueron asesinados realmente. En otra de sus investigaciones, mantiene que cerca de 500.000 turcos fue asesinados por armenios. A pesar de que el gobierno turco ha publicado oficialmente en fechas recientes las cifras de los turcos supuestamente asesinados por los armenios, todavía otra de las investigaciones de Halak, que aseveraba que menos de 10.000 armenios fueron asesinados, sigue estando ausente de las publicaciones oficiales turcas en el extranjero.

 

 

Turquía también critíca las semejanzas con el Holocausto indicadas por ciertos sectores, indicando que, a diferencia de los armenios, la población judía de Alemania y Europa no hizo campaña en pro de una separación, ni se rebeló enemistándose con potencias extranjeras. Aquellos que apoyan las tesis del genocidio, indican que Turquía está legando su pasado y la acusan de impedir tentativas internacionales para reconocer un genocidio. Para apoyar sus posturas señalan el hecho de que la sola mención de un genocidio armenio en cualquier parte del mundo, puede encontrarse con una queja formal de los embajadores turcos, mientras que la mención de la misma en Turquía, puede acarrear la posibilidad de la apertura de un procesamiento judicial y la condena a prisión, como en el caso del escritor turco Orhan Pamuk.

 

 

Hubo una reciente oferta por parte del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdoyan, en marzo de 2005, a los historiadores turcos, armenios y del resto de naciones, para que formaran una comisión que estableciera la verdad de los acontecimientos de 1915. La oferta fue aceptada por el estado armenio pero con la condición de establecer primero buenas relaciones con el estado turco.

 

 

Las relaciones entre Turquía y Armenia siguen estando estancadas. Turquía ha cerrado sus fronteras terrestres con Armenia, debido al control armenio de Nagorno-Karabaj, y su conflicto con Azerbaiyán.

 

 

Armenia ha declarado en varias ocasiones que está preparada para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y abrir la frontera sin condiciones previas, aunque Turquía demanda que abrir sus fronteras demostraría un respaldo a la ocupación de Nagorno-Karabaj.

 

 

Monumento conmemorativo del genocidio

La idea para la creación de un monumento conmemorativo surgió en 1965, en la conmemoración del 50 aniversario del genocidio. Dos años más tarde, el monumento conmemorativo (realizado por los arquitectos Kalashian y Mkrtchyan), fue finalizado en la colina de Tsitsernakaberd sobre el desfiladero de Hrazdan, en la capital armenia, Ereván. La estela de 44 metros simboliza el renacimiento nacional de los armenios. Doce losas se colocan en un círculo, representando las 12 provincias perdidas en el actual territorio de Turquía. En el centro del círculo, a una profundidad de 1,5 metros, se halla una llama eterna. A lo largo del parque, alrededor del monumento, existe una pared de 100 metros con los nombres de las ciudades y las aldeas en las que tuvieron lugar las masacres. En 1995 se inauguró en el otro extremo del parque, un pequeño museo circular subterráneo en el que se muestra información sobre los acontecimientos de 1915.

 

 

Cada 24 de abril se celebra en Armenia, así como en todas las comunidades dispersas por el mundo (diáspora armenia), el Día de la Conmemoración del Genocidio Armenio, en el cual cientos de miles de personas caminan hacia el monumento del genocidio, y depositan las flores (claveles o tulipanes normalmente rojos) alrededor de la llama eterna, honrando a sus seres queridos y antepasados que perdieron en la vida en dicho suceso.

 

 

Cronología del Genocidio Armenio

 

 Medalla armenio rusa llamada "Hora del juicio", emitida en 1915

 

1812 - Grecia se declara independiente del Imperio Otomano.

 

1855 - Las grandes potencias (Inglaterra, Prusia y Francia) obtienen del Sultán diversas concesiones y monopolios comerciales, acentuando de este modo Turquía  su dependencia económica de Europa.

 

1856 - En el Congreso de París, Inglaterra, Francia, Rusia, Austria y Cerdeña admiten al Imperio Otomano en el concierto europeo, aceptando el sangriento estilo de conducción del Imperio por parte del Sultán.

 

1860 - Tras una insurrección árabe en Siria, se concede una Constitución especial para el Líbano.

 

1862 - En Agosto, un total de "bahibozuk" (tropas irregulares turcas), rodean al heroico Zeit motivando la resistencia de su población armenia.

 

1864 - El Sultán reconoce parcialmente mediante sus edictos, la autonomía de Zeit tras la contundente resistencia de aquel pueblo.

 

1865 - Los armenios de Charsandjak, que sufrieron varios ataques a causa de las hordas de pillaje y saqueo kurdas, resisten la opresión turca.

 

1866 - Se produce el levantamiento de los griegos en Creta.

 

1867 - En París y Londres se fundó la primera organización política del país, la "Joven Turquía", en apoyo a un programa del príncipe Mustafá, para "derrocar al régimen que oprime al Imperio Otomano". Sería ése el origen del Comité Unión y Progreso, como desprendimiento de los "Jóvenes Turcos" quienes finalmente organizarían el plan genocida de 1915.

 

1875 - Se lleva a cabo la insurrección contra los turcos en Bosnia y Herzegovina.

 

1876 - El diputado y varias veces Primer Ministro británico William Gladstone, publica un folleto titulado "Los horrores de los turcos contra los armenios y la Cuestión e Oriente".

 

1878 - El Congreso de Berlín, presidido por Bismarck, se reúne entre los meses de junio y julio, para revisar las cláusulas del Tratado de San Stéfano. Rusia renuncia a la anexión de casi todos los territorios ocupados, recibiendo a cambio Kars y Bat. Rumania, Serbia y Montenegro son declarados independientes. El artícµlo 16 del tratado de San Stéfano que había aceptado algunos de los reclamos armenios, se transforma en el artícµlo 61, que desconoce tal reconocimiento. La Cuestión armenia se trata por primera vez internacionalmente. La Iglesia Armenia, las organizaciones y los futuros partidos políticos que se afirmarían en la década siguiente, luchan por su constante promoción. Aparecen las novelas romántico-revolucionarias de Hagop Melik Hagopian (Raffí y la prédica de Krikor Ardzruní). Los turcos venden Chipre a los ingleses.

 

1891 - El Sultán Abdul Hamid II, crea los escuadrones de exterminio de los armenios llamados con el nombre de "Hamidiyén", formados por irregulares kurdos. Los jefes y los soldados reciben salario, armas y las pertenencias armenias que eventualmente solían saquear. Participan directamente en las masacres de 1894 -1896, ordenadas por el Sultán de turno.

 

1894-96 - Abdul Hamid II es bautizado, por el ex-ministro William Gladstone, como el Sultán Rojo. Hamid causa la muerte de más de 300.000 víctimas armenias en toda la región de Anatolia. En mayo se suceden los enfrentamientos turcos contra los griegos en la isla de Creta.

 

1905 - El 29 de mayo, las milicias turco-tártaras masacran a la población armenia en Najicheván. Se suceden las masacres en Bak -arabaj.

 

1908 - Se proclama con la revolución de los Jóvenes Turcos la nueva Carta Magna, estableciendo la monarquía constitucional de manera pacífica. El nuevo gobierno promete la igualdad entre sus súbditps, libertad de conciencia, de palabra, de prensa, de reunión y de libre circulación. Se concede representación   parlamentaria a los armenios en proporción a su número.

 

1909 - El 13 de abril estalla un movimiento contrarrevolucionario. Los dirigentes del partido de los Jóvenes Turcos, se refugian en zonas aledañas a Estambul. Muchos armenios esperanzados en el nuevo régimen les brindan ayuda. El 24 de Abril (fecha emblemática) arriban a Estambul y el 26 deponen al Sultán Abdul Hamid. El trono es ocupado por su hermano Mohamed V (Mehmet V, 1909-1915). Simultáneamente se organizan las masacres de Adaná y otras ciudades. Aunque es atribuido a grupos retrógrados, los miembros del partido "Unión y Progreso" (Ittihad ve Terakkí ­ Jóvenes Turcos) participan del mismo. La política de los llegados al poder no se difiere en nada de las de sus predecesores. 30.000 armenios y algunos misioneros norteamericanos fueron las víctimas. La rebelión de los árabes en Yemen, es ahogada en sangre.

 

1910 - Se lleva a cabo un congreso secreto de los Jóvenes Turcos en Salónica. Taleat, Ministro del Interior, sintetiza el pensamiento de la organización en la afirmación del panturquismo, recurriendo al "exterminio de los disidentes".

 

1911 - Nuevo congreso del Comité Unión y Progreso, donde se afirma el racismo y la alineación con las potencias centrales: Alemania y Austria-Hungría.

 

1912 - Los diputados armenios del nuevo Parlamento Otomano y el Patriarcado Armenio de Constantinopla, solicitan al gobierno las reformas convenidas, pero el mismo las rechaza. La demanda es promovida por todas las organizaciones políticas, sociales y benéficas.

 

1913 - Se efectúa el "Congreso Panturánico" en Bayazid, presidido por Enver, donde se coordina el terrorismo de estado con la acción de los grupos que actúan en el Imperio zarista.

 

El 23 de enero los Jóvenes Turcos dan un golpe de Estado y el poder se concentra en Taleat, Ministro del Interior; Enver, Ministro de Guerra y Djemal, Ministro de Marina, formando de tal modo el siniestro triunvirato que lanzaría el gran plan sistemático de genocidio desde el 24 de Abril de 1915.

 

El 19 de diciembre el "Evening News" de Londres publica que "los Jóvenes Turcos, en su conferencia secreta en Salónica, han decidido "exterminar a todos los elementos no turcos del Imperio".

 

Según unas reformas prometidas por Turquía, se acepta dividir las provincias de Armenia en dos unidades administrativas. Cada una de ellas tendrían una Asamblea Nacional y serían gobernadas por un inspector general de origen europeo.

 

Durante la ocupación de Tracia oriental por parte del ejército turco, tienen lugar nuevas masacres de más de 15.000 ciudadanos griegos.

 

1914 - El 8 de febrero, el Imperio Otomano acepta el proyecto de reformas. Se designan dos inspectores europeos: un holandés y un noruego, confirmados por el Sultán.

 

El 25 de mayo, el Patriarca Ecuménico (Ortodoxo) protesta contra la persecución de los cristianos.

 

En julio llegan los inspectores de origen armenio, para las provincias armenias a Estambul (Constantinopla). También en julio, el gobierno turco crea "batallones de trabajo" para el exterminio de los cristianos.

 

El 31 de octubre el Imperio Turco-Otomano entra en la Primera Guerra Mundial, aprovechando esa circunstancia para suspender las reformas a llevarse a cabo en las provincias armenias.

 

1915 - El 26 de enero en el "Osmanischer Lloyd" (diario alemán de Constantinopla), se publica una carta de Enver Pashá dirigida al entonces Primado de Koniá y luego primer Primado de Sudamérica, Monseñor Karekín Khatchadurian, para "presentar a la Nación Armenia -cuya fidelidad al gobierno imperial es conocida- la expresión de mi satisfacción y reconocimiento". Turquía paga la lealtad armenia con la traición a sus ciudadanos; en las zonas ocupadas por las tropas turcas, las poblaciones de origen armenia, griega y siríaca son saqueadas y aniquiladas. (Del Tomo III de "La Cuestión Armenia y las Relaciones Internacionales", del Dr. Pascual C. Ohanian).

 

La Suprema Corte de Justicia de la República Argentina se hace eco de la demanda de Rodolfo Bobrik, Cónsul General del Imperio Alemán, contra el Emir Emír Arslár, Cónsul General de Turquía, pidiéndole la entrega de los bienes consulares, a pedido del gobierno turco. El Cónsul Arslár, de origen druso y cultura árabe, siendo uno de los fundadores del Comité de los Jóvenes Turcos, y desde su revista "La Nota" y sus artículos en la prensa argentina, critica al régimen de Constantinopla, denunciando los crímenes contra los armenios y las demás minorías.

 

El 2 de febrero, el Ministro del Interior turco Taleat es recibido por el Embajador alemán Wagenheim, a quien le explica las medidas a tomar contra la Nación Armenia, pidiéndole que Alemania no las dificulte.

 

El 12 de febrero comienzan a desarmar a los soldados armenios del Ejército turco, a despedir de sus puestos a altos funcionarios del mismo origen, a apresar a altos oficiales y a conformar las "fuerzas especiales", que tendrí¡an a su cargo la parte operativa del genocidio en ciernes.

 

El 14 de febrero, el Comité Central del Partido de los Jóvenes Turcos se revelan en la sede Osmaniyén, con la presidencia de Taleat y de Zía Gún y adopta la resolución definitiva respecto de la instrumentación del Genocidio, designándose unTriunvirato como Comité Ejecutivo Supremo, integrado por el Ministro de Educación “hiukrí"  los Dres. Nazé­ y Behaeddían Shakír, para la supervisión general del plan de exterminio. Ese mismo día del inicio de la reunión, las autoridades militares deportan a unos 1.600 jóvenes de Dunol (Chors Marzbank), para trabajar en forma forzada en la construcción de caminos.

 

El 18 de febrero, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, William J. Bryan, le reclama al Embajador de su país ante el Imperio Otomano, Henry Morgenthau, que intente la obtención de un decreto del gobierno turco dirigido a las autoridades de Palestina y Siria, en el sentido que ellos sean considerados responsables por las vidas de judíos y cristianos en el caso que hubiera saqueos. Ese mismo día se firman las órdenes secretas para el exterminio de los armenios, dirigidas a los enviados especiales de todas las provincias del Imperio.

 

El 19 de febrero se integran las "formaciones especiales", con asesinos y homicidas liberados de las cárceles. Su primera misión es la de matar a los soldados armenios de Erzerú a mediados del mes de mayo.

 

El 20 de febrero, en una entrevista concedida por Taleat al embajador estadounidense Morgenthau, le asegura que ningún peligro amenaza a los armenios y a los judíos, que "están bien protegidos".

 

El 10 de marzo se disuelve el Parlamento Otomano, para no contar con controles o posible oposición n¡ la polícía racista del gobierno.

 

El 31 de marzo el Ministro de Guerra Enver, prohíbe la edición del periódico armenio de la Federación revolucionaria Armenia "Azadamard". Al día siguiente del asesinato del político armenio Ishján, en el pueblo de Hiró, los turcos y kurdos atacan el pueblo de Tagh. El mismo 4 de abril toda la comarca de Shadaj inicia una heroica resistencia de cuarenta días, que concluye exitosamente el 10 de mayo, ante la huída de los turcos frente a la ofensiva rusa.

 

El 8 de abril se inicia la deportación y el exilio de los armenios en la zona de Zeit. Ese mismo día, en una entrevista con el Patriarca Zavén, el Ministro Taleat le asegura que el gobierno no ejecutaba ninguna política especial para los armenios. El mismo día Taleat, ordena al Ejército el desarme general de los soldados armenios.

 

El 20 de abril se inicia la resistencia en el Aikesdán (Area de Quintas) y en el Kaghakamech (Zona Urbana) de la ciudad de Van, una independiente de la otra. La población armenia soporta el asedio hasta el día 16 de mayo, cuando entra el Ejército ruso.

 

El 23 de abril se reúnen el Patriarcado Armenio de Constantinopla la casa comunitaria, la mesa interpartidaria y los legisladores armenios, para analizar las terribles noticias llegadas de las provincias armenias. Se acepta la propuesta del Diputado KrikorZohrab, de presentar un memorándum al gobierno, solicitándole el cambio de su política respecto de los armenios. Zohrab había  redactado dos notas de protesta, había mantenido varias entrevistas con el Ministro del Interior Taleat y como respuesta, es: "deportado a Diarbekir" como forma encubierta de su asesinato, junto a otro intelectual, Vartkén, el 6 de julio.

 

El sábado 24 de Abril (según el antiguo calendario juliano, 11 de abril), víspera de la Pascua de Resurrección, al mediodía cumpliendo órdenes ilegales, con listados preparados en forma detallada, el gobierno de los Jóvenes Turcos hace detener y deportar -al día siguiente-, a los máximos líderes religiosos, políticos, intelectuales, gente de la cultura de la nación armenia: tras pasar una noche en la cárcel de Mehder-Hané, son diseminados hacia diversos puntos del país, donde son esperados para ser asesinados, mediante falsos enjuiciamientos. Las detenciones suceden durante todo un mes: 196 escritores, 168 pintores, 575 más, compositores, intérpretes y bailarines, 336 médicos, farmacéuticos y odontólogos, 176 docentes y profesores, 160 abogados, 62 arquitectos, 64 actores, etc.

 

El 26 de abril, el Patriarca Zavén se entrevista con el Premier turco Said Halim y luego con Taleat, quienes le confirman las garantías para la Nación Armenia y que las medidas adoptadas son sólo contra los militantes de los partidos políticos.

 

El 27 de abril, el Embajador de los Estados Unidos, Henry Morgenthau, envía  un informe a su gobierno, caracterizando las detenciones y deportaciones como una gran acción contra las minorías de parte del gobierno turco.

 

El 16 de mayo se redacta un Estatuto por el cual se ordena la apropiación de los bienes que habían sido obligados a abandonar los ciudadanos otomanos de origen armenio, bajo amenaza de muerte.

 

El 22 de mayo se realiza, en la sede central del Partido de los Jóvenes Turcos, la reunión general informativa de las "fuerzas especiales". Taleat presenta un detallado informe de la marcha del plan genocida, de cómo apropiarse de los bienes de los armenios y repoblar las ciudades "desarmenizadas". Al día  siguiente se ordenan las partidas extras para los gastos operativos.

 

El 24 de mayo, las potencias aliadas presentan por nota al gobierno turco-otomano, un memorandum en el que lo hacen responsable de los crímenes. La Sublime Puerta niega las masacres, diciendo que "es producto de la imaginación de la Entente contra el lmperio Otomano". Al día siguiente, el Dr. Behaeddín Shakír emite una comunicación ordenando el aniquilamiento total de los armenios, empezando por los más destacados.

 

El 10 de junio comienza la epopeya de Shabín Karahisar, que concluyó el día  23 del mismo mes.

 

El 15 de junio son colgados en la Plaza Sultán Bayaceto, veinte jefes del Partido Político Armenio Hnchakián. El mismo día son ahorcados otros doce armenios en diversos sitios de Cilicia y doce más en Cesára en Kayseri.

 

El 10 de julio son asesinados armenios y sirios en Medzpín, Tel Ermení y Mardín. En una carta enviada el 13 de julio al Primado de Bulgaria, el Patriarca Zavén le plantea nuevamente el desastre armenio, pidiéndole que solicite la solidaridad de las potencias neutrales y la movilización del mundo, para salvar por lo menos al resto de los sobrevivientes.

 

El 18 de julio comienza la autodefensa de Sasonte del ataque del Ejército turco.

 

El 19 de julio, en una entrevista con el Embajador Morgenthau, Taleat lo reconvina acerca de su actividad en favor de los armenios y le anunció nuevas masacres.

 

El 21 de julio, Boghór Nubar, nombrado presidente de la Delegación Nacional Armenia por el Patriarca Kevork V y fundador de la Unión General Armenia de Beneficencia, informa al Primado de Bulgaria de la presentación de un informe al Rey de Italia y al Presidente de Estados Unidos, quienes no logran nada de Turquía. El mismo informe es presentado a las autoridades inglesas, francesas y rusas.

 

El 30 de julio llega la orden de deportación de las seis aldeas armenias ubicadas en las cercanías del Monte de Moisés (Musá Dagh). La población resuelve resistir, por lo que encara la epopeya conocida como "los cuarenta días del Musa Dagh", hasta que el 14 de septiembre son rescatados por una nave de guerra francesa. Por otra parte, el gobierno turco se dedica a sacar los libros de circulación permanentemente, ejerció presión sobre la empresa de cine estadounidense Metro Goldwyn Mayer, para que evitar su filmación en 1935; censura y prohibición que son logradas gracias a la presión ejercida por el Departamento de Estado norteamericano.

 

El 10 de agosto se inicia, en las laderas del Monte Ak Dagh, la autodefensa de los pueblos de Chat, Eilendjé y Kum Kuy hasta 1919.

 

El 6 de agosto se inicia la corta autodefensa de Fendeyak, cerca de Marash.

 

El 24 de agosto Taleat ordena transferir los colegios de la comunidad armenia al Ministerio de Educación de Turquía.

 

El 2 de septiembre el gobierno turco explica porqué había decidido como destino final de las caravanas y campo de exterminio, el desierto de Deir El-Zor y la creación de brigadas de mano de obra esclava para el gobierno y el Ejército de Turquía.

 

El 16 de septiembre, el Papa Benedicto XV recibe a Monseñor Kojunian, representante de los armenios católicos ante el Vaticano, quien le informa la terrible persecución sufrida por los armenios. Días después, el Santo Padre remite al Sultán Mohamed V un pedido de generosidad y piedad para el pueblo armenio, invocando al Altísimo. Un pedido semejante del príncipe heredero Abdul Mejid, realizado días después, es respondido así: "?Qué puedo hacer? Le he hablado a Taleat pero no me hace caso". En la respuesta del Sultán al Papa, se repiten las tergiversaciones de la Cancillería turca.

 

El 3 de octubre, Taleat informa a las autoridades civiles que los asesinos de los armenios quedarían libres de toda acción judicial, porque "servían a los objetivos procurados por el gobierno, haciéndolos realidad".

 

El 14 de octubre, el Departamento de Estado norteamericano declara que Turquía ha faltado a la promesa de no deportar armenios católicos o protestantes, información ratificada por el Embajador Morgenthau.

 

El 15 de octubre, el Catolicó Rahag Jabaían, de la Gran Casa de Cilicia, quien había sido deportado de la Santa Sede de Sísa Alepo, es obligado, nuevamente, a partir al exilio. Por una circular ministerial del 5 de noviembre, Taleat ordena a las autoridades locales el asesinato de los niños armenios adoptados por las familias turcas.

 

El 27 de noviembre Lord Bryce publica un artícµlo con nuevos detalles acerca de las atrocidades de los turcos, con las nuevas informaciones recabadas por el Reino Unido.

 

El 29 de noviembre comienza la heroica autodefensa de Urfá (Hetesia), que se extiende hasta el 23 de octubre.

 

En un telegrama remitido a Alepo el 17 de diciembre, se ordena que los armenios que aceptaran la religión islámica, sean reconocidos como tales luego de haber llegado al punto del destino final de las caravanas de deportación.

 

1916 - El Embajador alemán Wolf-Meternich, propone a su gobierno el 14 de febrero, honrar a Taleat con la Condecoración en Primer Grado del Aguila Roja Prusiana, por ser "el más influyente ministro de la Sublime Puerta y el convencido defensor de la alianza turco-alemana", como así también "el más activo, junto a Enver y Halil, dentro del Partido de los Jóvenes Turcos".

 

El 17 de marzo se realizan grandes matanzas en los campos de concentración de Ras-ul-ain (50.000) y Deir El-Zor (200.000), hacia donde se dirigían las caravanas de deportados.

 

Mediante un decreto del 10 de agosto, el gobierno turco anula los Patriarcados de Jerusalen y de Constantinopla el que es clausurado, conservando solamente el Catolico usado de Cilicia, pero con sede en Jerusalén.

 

El 22 de agosto, el Patriarca Zavén de Constantinopla es deportado a Bagdad.

 

El 9 de septiembre, el Embajador turco en Berlín Hakken Pashá, solicita sacar de circulación en Alemania el "Informe Secreto" acerca del Genocidio que había  sido editado por J. Lepsius.

 

El 28 de septiembre, en una reunión realizada en Constantinopla por el Partido de los Jóvenes Turcos, se encuentra como "recta y justa" la política llevada acabo por la conducción partidaria. El mismo día, se crea un Banco con el dinero robado a los armenios.

Gracias a Marzbed y a otros revolucionarios de la Federación Revolucionaria Armenia, se organiza una vía de escape de los sobrevivientes desde Deir-El-Zor hacia Alepo, por ferrocarril.

 

El 7 de noviembre, en respuesta a una carta del Senador Louis Martin, el Premier francés Aristide Briand, declara que "cuando llegue el momento de la justa reparación, el gobierno francés no va a olvidar la dolorosa situación del pueblo armenio y de acuerdo con sus aliados, va a adoptar las medidas necesarias para asegurarle una vida de paz y progreso".

 

El general alemán Liman von Sanders, Comandante General del V Cuerpo del Ejército otomano, informa al Gobernador de Esmirna que las deportaciones masivas de los armenios ponen en peligro la seguridad militar del V Cuerpo del Ejército, y que si la policía intenta deportar a los armenios durante el período de su comandancia, él tendrá que usar la fuerza militar contra ellos, para impedir la operación. Cuando el Gobernador le responde que quien firmaba la orden era Taleat, von Sanders reitera su objeción y sugiere que pidiese una nueva contraorden del gobierno.

 

En una reunión entre Boghór Nubar y George Picot en la Embajada francesa de Londres, luego de crearse una brigada de voluntarios armenios que actuaría en el Ejército francés -para liberar los territorios armenios ocupados por Turquía­, se crea la Legión Oriental, que en diciembre de 1918 pasa a llamarse Legión  Armenia.

 

1917 - El 27 de febrero son deportados al desierto por orden del Gobernador local, los exiliados armenios y los prisioneros de guerra que se encontraban en Bagdad.

 

Durante el análisis del presupuesto otomano del año 1917, en su discurso ante el gabinete, el Ministro de Hacienda estima en 7.900.000 moneda oro "lo obtenido por medio del Ejército, de los cuales sólo corresponden 1.900.000 a lo recaudado de acuerdo a las leyes, alcanzando lo ingresado ilegalmente a 6.000.000..., aunque estoy convencido que es sólo un cuarto del monto real". Eso da una idea de lo robado a los armenios y de cuánto  era para el Estado y cuánto para sus funcionarios.

 

El 28 de agosto, en una audiencia concedida a los dirigentes de la Sociedad Misionera y Benéfica Alemana, el criminal turco Djemal les declara que "el gobierno turco había obrado contra los armenios no porque eran cristianos, sino porque eran armenios y por haber puesto en peligro la existencia del estado otomano".

 

El 23 de octubre, el Ministerio del Interior turco le exige a la Superintendencia Ferroviaria de Alepo, que le informara la nómina de los armenios que trabajaban en las estaciones de ese tramo, estableciendo -por una encuesta- sus identidades, la cantidad de parientes, etc. Los armenios utilizan ese camino para escapar del Genocidio.

 

1918 - El 8 de enero, el Presidente estadounidense Wilson, declara sus famosos catorce puntos para el establecimiento de la paz, cuyo párrafo doce menciona que "en los actuales territorios turcos se garantizará µna soberanía segura, pero a las otras naciones que se encuentran ahora bajo dominación turca, se les garantizará total seguridad para sus vidas y la posibilidad de un desarrollo autónomo".

 

El 28 de febrero, el Ministro de Guerra Enver ordena aniquilar a todos sus socios de nacionalidad armenia que se encontraran en sus fronteras, que tuvieran más de cinco años de edad, fusilar en lugares recónditos a los soldados armenios y apresar a los oficiales de la misma nacionalidad, hasta nueva orden.

 

El 18 de marzo comienza a actuar en Bak la Brigada Salvaje tártara, al servicio del panturquismo, asesinando en corto tiempo a unos 30.000 armenios.

 

Halil, tío paterno de Enver, ocupó B¡ntzag el 20 de junio, desde donde inicia con su ejército las matanzas de los armenios de Karabagh.

 

El 11 de julio, los sobrevivientes del genocidio de la región de Meziré­Šarpert, quienes habían vuelto a sus hogares, son fusilados por el Ejército turco a orillas del río Arazanín.

 

Por invitación del Partido turco-azerí "Musavat", Nurí Oashá (cuñado de Enver), invade y sitia Bakú que se encontraba bajo el mando conjunto ruso-armenio. Luego de cuatro meses de asedio, el 15 de septiembre la ciudad cae en manos de turcos y tártaros.

 

Tiene lugar en Palestina la decisiva batalla de Arará contra las fuerzas turco-germanas. El 19 de septiembre, el contingente armenio-francés tomó 30.000 prisioneros de guerra y 250 cañones. Son notables los actos de heroísmo de los voluntarios armenios en pro de la liberación d¤e Palestina.

 

El 14 de octubre, el gobierno de Ahmet Izzet Pashá, que reemplaza al de Enver, solicita el armisticio con las naciones aliadas y el 24 de octubre los turcos comienzan a retirarse del Cáucaso, hacia las fronteras establecidas oportunamente en 1914.

 

Cuatro días después de la caída del gabinete de Taleat Pashá, el gobierno turco autoriza, el 24 de octubre, el retorno de los armenios a sus hogares. El 26 de octubre se firma en Constantinopla, un acuerdo entre el gabinete turco y la delegación de la República de Armenia, por el cual los turcos prometen restituir los territorios ocupados y retirarse de los límites fijados por el Tratado de Brest-Litovsk.

 

En una reunión urgente realizada en la tarde del 10 de noviembre, en vísperas de su fuga a Alemania, Taleat reitera ante el organismo central del Partido de los Jóvenes Turcos, sus falsos argumentos para el Genocidio y declara disuelto ese partido. Dos días después, los dirigentes de segunda línea lo refundan bajo el nombre de Partido Teyediud.

 

El 4 de noviembre, el Parlamento del Imperio Otomano resuelve someter a juicio marcial a los responsables del Partido de los Jóvenes Turcos por el Genocidio. Se crea una comisión investigadora presidida por el Gobernador de Paghesh. El 23 y el 26 de noviembre, Kiazí­ Pashá preside un Tribunal Militar para Enver y Djemal.

 

Según el diario turco "Yenig" el 9 de diciembre, Alemania se niega a entregar a Taleat para ser juzgado por las autoridades turcas.

 

Mediante un telegrama remitido a Constantinopla, el 14 de diciembre por el Gobernador de Erzerum, se informa la comprobación de los crímenes cometidos por Behaeddín Shakir en la región, mediante los kurdos traídos de Dersim.

 

El 16 de diciembre se emite un decreto por el cual serían investigados los ejecutores de crueldades, matanzas y deportaciones contra los armenios.

 

El 25 de diciembre, el gobierno de Constantinopla promulga una ley por la cual se anuncia el inicio de causas judiciales contra los responsables de las deportaciones cometidas durante los años 1915 - 1918.

 

Por iniciativa del Gobernador turco de Dnol, el 29 de diciembre se realiza una reunión especial con el fin de armar a los irregulares de la región, para perseguir a los armenios retornados a sus hogares en la región de Cilicia.

 

1919 - El 10 de enero Enver y Djemal son expulsados del Ejército otomano y en ausencia, el veredicto es ratificado por el Premier Tevfik y el Ministro de Guerra Djevad. El 5 de enero, en la gran iglesia griega Santísima Trinidad del Barrio de Pera, en la Capital del Imperio Otomano, se oficia una gran misa de requiem en homenaje a las víctimas de las masacres armenias de los años 1914-1918.

 

El 2 de febrero el gobierno confisca algunos bienes sin gran valor, de los Jóvenes Turcos. El manejo real de la financiación del Genocidio, se había hecho desde cuentas particulares. Un documento demuestra que sólo en un mes de 1921 se habían distribuido, para diez criminales que se encontraban en Alemania, unos 115.000 marcos.

 

Durante el mes de febrero se reúne la Conferencia Panarmenia en Paris, que cuenta con la presencia de los delegados de las comunidades de Turquía, Persia, Siria, Egipto y Estados Unidos. En dicho encuentro se elabora un memorandum de las reivindicaciones armenias, se evalúan los daños sufridos y se constituye una comisión para la redacción de un status para el nuevo Estado.

 

Según la orden impartida desde Koniá, los turcos organizan una gran rebelión contra los franceses. Los jefes turcos emiten una declaración el 21 de febrero, en la que proponen saquear a los armenios, mientras esperaban a Enver (quien nunca llegó) y se ordenó que maten a todos los cristianos, sin fljarse en mujeres ni niños.

 

El 22 de febrero los nacionalistas turcos ocupan la ciudad de Marash, realizando nuevos crímenes.

 

El 28 de febrero, los kemalistas realizan una matanza de armenios en la ciudad de Alepo.

Según el diario turco "Yenig", se inician juicios contra 93 dirigentes de los Jóvenes Turcos, acusados de responsabilidad por el Genocidio contra el pueblo armenio.

 

En Ghalatá (un barrio de Constantinopla), se realiza el día 21 de marzo, una gran reunión panarmenia, en donde hacen uso de la palabra oradores de las comunidades armenias católicas, evangélicas y apostólicas, haciendo hincapié en la necesidad de la realización de un trabajo coordinado y unitario, con el objeto de encarar la solución de las consecuencias derivadas del Genocidio.

 

El 30 de marzo, desde Karabagh llega un pedido de ayuda, para lograr que las autoridades inglesas de Constantinopla influyan sobre las autoridades inglesas de Bak para que abandonaran su acción pro-turca y fueran -por lo menos-, imparciales.

 

El 2 de abril, el Ministerio del Interior turco presenta ante el Tribunal que juzgaba a los criminales del Genocidio, los documentos relativos a los años 1915-1917.

 

El 6 de abril el Comandante francés de Cilicia, Coronel Bremond, publica una declaración por la cual deberían entregarse en un plazo de dos meses, los bienes muebles e inmuebles de los armenios que habían sido apropiados por los turcos desde el año 1915.

 

El 8 de abril, el Tribunal Militar de Yozgad condena a muerte al Gobernador de la ciudad de Boghazlian y a su delegado, por los crímenes cometidos durante las deportaciones a los armenios.

 

El 12 de abril el Tribunal Militar resuelve en Constantinopla, someter a juicio a la mayoría de los integrantes del gabinete de los Jóveneses Turcos.

 

El 24 de Abril, en la iglesia de la Santísima Trinidad del Barrio de Pera, se realiza un funeral en memoria de las victimas del Genocidio, con la "Misa a cuatro voces" del Padre Gomidán.  En su homilía, el Patriarca Zavén -quien había  retornado del exilio-, dice que "todos los mártires armenios son como los granos de trigo, que desde la tierra van a dar sus brotes y multitud de espigas"

 

.

.

Volver arriba

.

.

Índice

.

..

.